El electrocardiograma, un clásico del FIR

May 19, 2016

En 10 días empezamos nuestras clases, y lo haremos adentrándonos en el fascinante mundo del funcionamiento del cuerpo humano con la asignatura de Fisiopatología.

Es la asignatura más importante del examen FIR, pues es la que supone un mayor número de preguntas. Y entre ellas, prácticamente todos los años encontramos una pregunta referida al electrocardiograma (ECG).

El ECG no es más que el registro de los cambios eléctricos que ocurren en la superficie del cuerpo debido a la contracción (despolarización) y relajación (repolarización) del corazón.

El corazón está formado por 4 cavidades, dos aurículas (reciben la sangre) y dos ventrículos (expulsan la sangre). De forma muy sencilla, el corazón funciona de esta manera y por este orden:

  1. Las aurículas se contraen (para que la sangre pase a los ventrículos)
  2. Las aurículas se relajan
  3. Los ventrículos se contraen (para que la sangre salga a la circulación)
  4. Los ventrículos se relajan

Y precisamente esto es lo que se refleja en el ECG a través de unas ondas (aquí viene lo imprescindible para el FIR):

  • ONDA P: contracción (o despolarización) de las aurículas
  • COMPLEJO QRS: contracción (o despolarización) de los ventrículos
  • ONDA T: relajación (o repolarización) de los ventrículos

SinusRhythmLabels.svg

¿Y qué pasa con la relajación de las aurículas? Pues que la onda correspondiente a la repolarización auricular queda enmascarada por el complejo QRS o contracción ventricular, que es mucho más fuerte, y por eso no la vemos.

Este ciclo P-QRS-T se repite aproximadamente unas 60-70 veces por minuto (la frecuencia cardiaca normal en reposo).

¿Y por qué la frecuencia cardiaca normal es de 60-70 latidos por minuto?, ¿quién es el responsable de que esto sea así?

La respuesta es: el nodo senoauricular, un grupo de células que marcan el ritmo, por eso se les llama marcapasos. Ellas generan el impulso, que posteriormente es transmitido al resto del corazón por esta ruta: nodo senoauricular – seno auriculoventricular – haz de His – fibras de Purkinje. El impulso eléctrico viaja por todo el corazón siguiendo este camino y produciendo la contracción de las aurículas y de los ventrículos de forma coordinada.

Imagen2.3

Cuando estés trabajando en el hospital, oirás a los médicos y leerás en muchas historias clínicas “el paciente está en ritmo sinusal”. Esta frase que suena algo técnica no significa otra cosa que “el latido del corazón es normal”, es decir, el nodo senoauricular (sinusal) es el que está marcando el ritmo (como tiene que ser).

En pocos días comenzarán las clases y seguiremos conociendo más detalles de cómo funciona nuestro cuerpo.

¡Conseguirás tu plaza FIR, pero además, aprenderás un montón de cosas muy interesantes!

¡¡Ya queda muy poco!!

0 comentarios

¡Infórmate sin compromiso!